¿Afecta la menopausia a nuestra salud bucodental?

La menopausia se caracteriza por la disminución de la actividad de los ovarios y de la producción hormonal, que provoca una serie de cambios en el organismo de la mujer. Esto conlleva a que se desarrollen también ciertos problemas en la salud bucodental, que están asociados a esta fase de la vida.

Guarda algo de locura para la menopausia. Woody Allen

Algunos de estos, son las modificaciones tanto en las encías como en la mucosa bucal y el hueso que sujeta los dientes. También, se pueden dar otros cambios, como perder el color blanco de los dientes, la alteración de estos e incluso la pérdida de alguna pieza dental.  Además, de otros síntomas orales como la sequedad en la boca, por falta de salivación o la sensación de ardor, que resulta bastante desagradable.

Para estos casos, recomendamos reforzar los hábitos de higiene bucodental y acudir a nuestro centro de forma periódica, de modo que el especialista haga revisiones específicas para mantener la salud bucal y resolver cualquier afección mediante los tratamientos correspondientes y así garantizar a la paciente una mejor calidad de vida.


Patologías más frecuentes durante la menopausia


El síndrome de ardor bucal

Este síntoma es más habitual en las mujeres postmenopáusicas, que se caracteriza por un ardor intenso y una sensación de quemazón que afecta principalmente a la lengua y, a veces, a los labios y las encías. Además del ardor, esta afección puede provocar dificultades en la ingesta de comida, provocando sequedad bucal o dolor dental.

Boca seca

Las glándulas salivales provocan una secreción más pobre, que puede llevar al síndrome de la boca seca, también conocido como xerostomía. Esto puede producir problemas para masticar, tragar, saborear alimentos o incluso hablar.

Gingivitis descamativa

Durante esta etapa, las mujeres sufren la ausencia de producción de hormonas sexuales, lo que puede provocar la presencia de gingivitis descamativa, que se produce de manera que las capas externas de las encías se separan, dejando al descubierto terminaciones nerviosas.

Esto provoca síntomas como dolor, molestia y fragilidad en el tejido que soporta las piezas dentales, produciendo que se desprenda al frotarlo.

En estos casos, debemos acudir a nuestro dentista para que solucione el problema lo antes posible y no lleguemos a padecer problemas de periodontitis más graves.

Caries radiculares

A consecuencia de la gingivitis descamativa, la zona de la raíz del diente queda al descubierto, elevando el riesgo de la aparición de caries en esta zona.

Enfermedades periodontales y pérdida de piezas dentales

Durante la menopausia, se producen alteraciones en el hueso u osteoporosis, que pueden llevar a provocar en la boca de la mujer enfermedades periodontales e incluso la pérdida de piezas dentales.

Por todo esto, recomendamos a las mujeres que se encuentren en esta fase de la vida, que acudan al dentista de forma periódica, para que el especialista realice un diagnóstico y lleve a cabo una serie de revisiones, con las cuales prevenga o resuelva cada uno de los problemas que se puedan padecer.

No dudéis en visitarnos y consultar cualquier duda que presentéis. Nosotros estaremos encantados de resolverla.

 

Tags:
Categories:

Posted by admin